La paz desciende al nivel más bajo de los últimos 15 años

La paz desciende al nivel más bajo de los últimos 15 años

PR Newswire

LONDRES, 15 de junio de 2022

La paz desciende al nivel más bajo de los últimos 15 años, impulsada por la incertidumbre económica tras la Covid y el conflicto de Ucrania

LONDRES, 15 de junio de 2022 /PRNewswire/ -- Hoy se presenta la 16ª edición del Global Peace Index del grupo de reflexión internacional Institute for Economics & Peace (IEP).

Resultados clave 

Impacto de la guerra en Ucrania en la paz  

·  Dos de los cinco países con mayor deterioro de la tranquilidad fueron Rusia y Ucrania.

·  Las redes sociales están cambiando la forma de recopilar la información: ahora se comparte de forma instantánea, cruda y con poco análisis.

·  En contraste con la tendencia global, el sentimiento positivo en Ucrania aumentó en 2021. El apoyo a Occidente era fuerte, con un 58% que quería unirse a una unión económica occidental, y un 54% que apoyaba la entrada en la OTAN.

La 16ª edición del informe anual del Global Peace Index (GPI), la principal medida de la paz en el mundo, revela que el nivel medio de paz global se deterioró un 0,3% en 2021. Se trata del undécimo deterioro de la paz en los últimos catorce años, con 90 países que mejoran y 71 que se deterioran, lo que pone de manifiesto que los países se deterioran mucho más rápido de lo que mejoran.

Islandia sigue siendo el país más pacífico, posición que ocupa desde 2008. Le acompañan en la cima del Índice Nueva Zelanda, Irlanda, Dinamarca y Austria. Por quinto año consecutivo, Afganistán es el país menos pacífico, seguido de Yemen, Siria, Rusia y Sudán del Sur. Siete de los diez países que encabezan el GPI se encuentran en Europa, y Turquía es el único país de esta región que se encuentra fuera de la mitad superior del Índice.

Dos de los cinco países con mayor deterioro de la paz fueron Rusia y Ucrania, a los que se unieron Guinea, Burkina Faso y Haití. Todos estos deterioros se debieron a conflictos en curso.

De los 23 indicadores del GPI, los mayores deterioros se registraron en las relaciones con los países vecinos, la intensidad del conflicto interno, los refugiados y los desplazados internos, la escala de terror político y la inestabilidad política. Veintiocho países presentan altos niveles de inestabilidad, y diez países registraron la peor puntuación posible de terror político.

La desigualdad global en materia de paz ha seguido aumentando. Desde 2008, los 25 países menos pacíficos se deterioraron de media un 16%, mientras que los 25 países más pacíficos mejoraron un 5,1%. Desde 2008, 116 países redujeron su tasa de homicidios.

El coste de la violencia para la economía mundial fue de 16,5 billones de dólares, el 10,9% del PIB mundial, lo que equivale a 2.117 dólares por persona. Para los diez países más afectados por la violencia, el impacto económico medio fue equivalente al 34% del PIB, frente al 3,6% en los países menos afectados.

Hubo mejoras sustanciales en varios indicadores, como el impacto del terrorismo, las armas nucleares y pesadas, las muertes por conflictos internos, el gasto militar, las tasas de encarcelamiento y la percepción de la criminalidad. El impacto del terrorismo está en su nivel más bajo desde la creación del GPI.

Steve Killelea, fundador y presidente ejecutivo de IEP, explicó: "El año pasado advertimos de las repercusiones económicas de la COVID-19. Ahora estamos experimentando escasez en la cadena de suministro, aumento de la inflación e inseguridad alimentaria que se han visto agravados por los trágicos acontecimientos en Ucrania. Las consecuencias políticas y económicas de esto repercutirán durante años.

"Cuando se combinan con los resultados récord de las relaciones con los países vecinos, la inseguridad política y la intensidad de los conflictos internos, los gobiernos, las organizaciones y los líderes deben aprovechar el poder de la paz.

"El valor económico de la paz perdida alcanzó niveles récord en 2021. Es necesario invertir esta tendencia, y el GPI ha demostrado que aquellos países que implementan las actitudes, instituciones y estructuras que crean y sostienen sociedades pacíficas, son testigos de una mejora en los resultados económicos."

Militarización y guerra de Ucrania

El gasto militar como porcentaje del PIB disminuyó en 94 países, mientras que 112 países han reducido el personal de los servicios armados desde 2008. Sin embargo, el conflicto entre Ucrania y Rusia, y el posible aumento del gasto militar por parte de los países de la OTAN hasta el 2% del PIB, pueden provocar un deterioro en los próximos años. Independientemente de este conflicto, China tiene previsto aumentar su gasto militar en un 7,1% en 2022.

El optimismo sobre el futuro fue en aumento, ya que el número de personas que consideraron que podrían tener el mejor futuro posible fue tres veces mayor que en 2019. Sorprendentemente, solo el 20% consideraba que el gobierno podía hacer frente a una catástrofe. Por el contrario, la proporción de rusos que se sentían más seguros que cinco años antes cayó entre 2019 y 2021, mientras que casi tres veces más de rusos estaban preocupados por la economía*.

Aunque el impacto total de la guerra entre Ucrania y Rusia todavía se está sintiendo, ha tenido un efecto significativo en el Índice. Muchas naciones europeas cercanas a Rusia han visto deterioradas sus puntuaciones por las relaciones con sus vecinos, como Finlandia, Suecia, Rumanía, Estonia, Letonia, Lituania y Moldavia.

La guerra ha subrayado la importancia de la tecnología en la configuración de los conflictos; la tecnología móvil 5G, la revolución de las redes sociales y la mayor asequibilidad de los drones han cambiado la guerra. Los conflictos recientes han puesto de relieve el paso de una inteligencia estática y elaborada a una recopilación en tiempo real a través de las redes sociales. La información es fluida, se basa en el contenido y se comparte en un formato en bruto y sin censura.

Economía global y aumento de las manifestaciones violentas

La pandemia de COVID-19 empujó a los países a una crisis económica y política. Los países que se habían vuelto progresivamente más pacíficos experimentaron brotes de protestas y violencia dirigidos a la gestión de la pandemia por parte de los gobiernos.

La intensidad de las manifestaciones violentas ha aumentado en un 49% desde 2008, con un deterioro en 126 de los 163 países del Índice. Se trata de una tendencia global que afecta a todas las regiones del mundo, excepto a MENA. Las democracias plenas registraron el mayor deterioro de las manifestaciones violentas; sin embargo, la puntuación de las democracias plenas sigue siendo mejor que la de cualquier otro tipo de gobierno.

El sur de Asia fue la región con mayor frecuencia e intensidad de manifestaciones violentas, donde India, Sri Lanka, Bangladesh y Pakistán registraron sus niveles más altos desde el inicio del GPI. En Europa, se produjeron protestas generalizadas contra el confinamiento, especialmente en Bélgica, Francia, Países Bajos, Austria, Croacia y Reino Unido, y se produjeron hechos similares en Norteamérica.

Conflictos y desplazamientos

Los conflictos en curso registraron el mayor deterioro, con un 9,3%, de los tres ámbitos del GPI desde 2008. El número de países que experimentan conflictos internos violentos aumentó de 29 a 38, pero el número de personas muertas en conflictos internos ha disminuido desde 2017. El número de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo aumentó de 31 millones en 2008 a más de 88 millones en 2022.

Hay 17 países en los que al menos el 5% de la población son refugiados o desplazados internos. Sudán del Sur tiene más del 35% de su población desplazada, mientras que Somalia y la República Centroafricana tienen más del 20%.

Panorama regional: 

·  Rusia y Eurasia experimentaron el mayor deterioro de la paz, impulsado por el deterioro de las muertes por conflicto, los refugiados y los desplazados internos, la inestabilidad política y el terror político.

·  Asia Meridional sigue siendo la segunda región menos pacífica, pero registró el mayor aumento de la tranquilidad, impulsado por las mejoras en los conflictos en curso.

·  Asia-Pacífico registró un aumento de la tranquilidad, impulsado por las mejoras en los tres ámbitos del GPI, siendo la mayor en Seguridad y Protección. En Norteamérica, Estados Unidos registró el nivel más bajo de tranquilidad desde 2008, siendo los disturbios civiles el principal factor.

·  Los delitos violentos aumentaron en América Central y el Caribe en un 4,4% en 2022, alcanzando el nivel más alto desde 2008. Haití registró el mayor deterioro de la región.

·  MENA registró la segunda mayor mejora a nivel mundial. Yemen es el país menos pacífico de la región por segundo año consecutivo. Libia registró la mayor mejora de la paz a nivel mundial.

·  El África subsahariana registró un deterioro del 1%. Sudán del Sur sigue siendo el país menos pacífico de la región, a pesar de una mejora global. Aunque los niveles de conflicto interno en el país siguen siendo altos, el número de muertes por conflictos internos mejoró en un 15%.

Para más información y para descargar el Global Peace Index 2022, visite visionofhumanity.org y economicsandpeace.org

*Datos de Lloyd's Register Foundation World Risk Poll/IEP

El informe completo del GPI, artículos y mapas interactivos están disponibles en: www.visionofhumanity.org 

Twitter: @globpeaceindex

Facebook: www.facebook.com/globalpeaceindex 

Acerca del Global Peace Index (GPI) 

Elaborado por el grupo de reflexión internacional Institute for Economics & Peace (IEP), el informe del GPI presenta el análisis más completo basado en datos hasta la fecha sobre la paz, su valor económico, las tendencias y cómo desarrollar sociedades pacíficas. El informe cubre el 99,7% de la población mundial y utiliza 23 indicadores cualitativos y cuantitativos de fuentes muy respetadas para elaborar el índice. Estos indicadores se agrupan en tres ámbitos clave: Conflictos en curso, Seguridad y Protección, y Militarización.

Acerca del Institute for Economics and Peace 

IEP es un grupo de reflexión internacional e independiente dedicado a cambiar el enfoque del mundo hacia la paz como una medida positiva, alcanzable y tangible del bienestar y el progreso humano. Tiene oficinas en Sídney, Bruselas, Nueva York, La Haya, Ciudad de México y Harare.

Voltar noticias em Espanhol